Bueno. Sigo con el blog en reformas pero dos semanas seguidas sin escribir no podía pasar. Así que ahí va el post (en realidad tendría que ser el de la semana pasada)

 

Tonto, !vaya titulo para una entrada de un blog!

Así a pelo, sin ningún adjetivo que lo acompañe. Solitario y casi vacío como la situación vivida hoy.

Te cuento para ponerte en situación.

Una motocicleta que tengo aparcada en la calle, sabia que por no usarla no tenia batería y no arrancaría, así que esta tarde que tenia tiempo he ido  a poner las pinzas como tantas otras veces. Pero hoy no ha arrancado. Ni con las pinzas he logrado ponerla en marcha asi que llamada a la grua y a esperar. Y mientras esperaba he podido darle vueltas al tarro y ahora te cuento la jugada del porque del “tonto”.

La moto esta pintada tal cual ves en la foto. T O N T O , así sin mas. Así simple y así vacío. Pero con un tipex o pintura que no se quita al intentarlo con la uña, ni frotando con un paño mojado.

El asiento grabado, no se por quien ni me interesa, con esa palabra. Quizas para recordarme que hay alguien siempre mas listo que uno y como no se quien eres ni tu nombre, te llamaré “señor listo” para diferenciar 😉

Reflexiona. ¿Has pensado señor listo los pros y contras de ese tonto ? Yo tengo que intuir o adivinar tus motivos, quizás hacer la gracia con algún amigo, o era tal vez entretenerte unos minutos de espera. Quizás y solo quizás era realmente llamarme tonto sabiendo que era yo el que me iba a sentar en ese asiento hoy.

Pueden ser esos o pueden ser otros mil motivos, pero así como a mi me es difícil saber realmente cual de todos ellos era el tuyo, creo que a ti, “señor listo” , te será muy fácil saber mi reacción: Tendré que dedicar tiempo , esfuerzo y economía en limpiar esa pintada con tipex en el asiento de la moto o podré dejarla ahí sin quitar , si es que se puede quitar, y ver esa palabra todos los días que tenga que desplazarme en la moto.

Tonto, para que usté señor listo lo entienda, es una palabra peyorativa. Leer tonto en una moto o que le digan tonto a uno, aunque sea cierto, genera en el aludido de todo menos bueno.

Y cuando yo como tu nos encontramos en situaciones asi, transmitimos o expandimos la tontez a manos llenas. Tanto que en otro situación señor listo me habría acordado de su señora madre, de su señora abuela y de la profesional que le trajo al mundo. Esto seria una cadena de energía negativa que vete tu a saber donde termina ….

…. pero si sabemos donde comienza. O al menos donde tiene un punto y seguido.  Escribir TONTO en el asiento de una moto, por (imaginemos) hacer una gracia, pasar el rato, o simplemente cabrearme va a general un esfuerzo mucho mayor en borrarlo, un esfuerzo económico muchísimo mayor que el empleado en el tipex y va a suponer un superesfuerzo en romper la cadena en este punto. No me voy a acordar de tu familia ni de ti. No te voy a trasmitir ni odio ni rencor ni siquiera un pensamiento negativo. Aquí se para la cadena, casi al comienzo ehh

Pero para otra vez que tengas un tipex y una moto cercana, siente antes de destaparlo. ¿Que gano ahora yo y que pierde el dueño de la moto después? ¿Compensa?  Y si aun con todas tienes dudas, lo que no suele fallar: ¿Si se intercambiasen los papeles y me pintasen con tipex algo mio, me gustaría?

Pues eso señor listo. No hagas lo que no te gustaría que te hiciesen. Es sencillo.

Y gracias señor listo por ponerme hoy tan fácil la escritura de la entrada semanal del blog. Mientras esperaba a la grúa, viendo el “t o n t o ” ahí pintado con el tipex casi casi paso a recordar a tu familia, pero he recordado el blog y que tengo que ser junco y he reflexionado y aprendido del ejemplo. Gracias señor listo.

 

Y como tengo que cumplir mi karma digital ahora va el link a Elena Cuadrado. Quizás señor listo estés molesto con el mundo. Si quieres cambiar, ver tu camino y ser feliz, visita su blog y ponte en contacto con Elena. Seguro te puede ayudar.

Our Score
Share This