Tener palabra, es cumplir lo que se dice.

 

A todos nosotros nos gustan que nos cumplan, que no nos dejen “colgados”, “a medias” y olvidados.

Somos personas y como tales nos gusta que se nos tenga en cuenta, a mi , a ti y a todos.

¿Es esto bueno? Por supuesto que si. Y como no me gusta igual que a ti que me dejes colgado, no te tengo que dejar. Es la ley de haz lo que quieres que te ocurra y no hagas lo que no deseas que te suceda.

 

Ser junco es saber estar en tu lugar y adaptarte, moverte y acompasarse con la corriente que viene. Ni quedarse quiero, inamovible ni dejarse llevar de un sitio para otro. Es moverse y adaptarse, flexible pero bien asentado. Con las raíces en la tierra y la vista en el presente cercano pero mirando al horizonte.

 

Ya llevo unas cuantas entradas del blog, lo que se me hace dificil es plasmar en el teclado lo que quiero contar, Sencillas y que se entiendan.

 

Vamos a ello!

Como decía el titulo CUMPLE LO QUE DIGAS o CUMPLE LO QUE PROMETAS.  Es así de sencillo y no se debería decir mas.  Lo que digas cumplelo, esa es una de los pilares de la educación en todos los ordenes sociales.

 

Cumple lo que dices a tus hijos:

 

Con quien mas tenemos que ser cumplidores en primer lugar es con nuestros propios hijos, me centro en los bebes y niños pequeños en sus primeros siete años, pero se extrapola a todas las edades.

Hasta los siete años somos su ejemplo en el cual reflejarse, De los padres tomaran en sus primeros años de vida el aprendizaje y la formación de su carácter, de saber como comportarse socialmente, de interactuar con el entorno, de tratar la actitud ante su vida.

Si somos su ejemplo a seguir, no debemos caer en una educación a medias. Una educación de ejemplos contraductorios. Una mala educación.

Lo que les decimos hay que cumplirlo.

 

Para lograrlo dos puntos importantisimos:

1.- Pensar lo que vamos a decir antes de abrir la boca (se acabó esto de hablar por hablar y luego ya saldré del paso)

2.- Recordar a fuego lo que se ha dicho. Que no caiga en el olvido (y menos pensando que al hijo también se le va a olvidar con el paso del tiempo)

 

Si hablas sin pensar te estas encerrando en tus propias palabras.

Si luego pretendes olvidarlo , te estas engañando ya que tu hijo no se olvidará (que no lo comente y se lo guarde no es olvidar, mucho ojo).

 

¿Ejemplos habituales? Uffff por donde empezar…. Me paro a pensar la cantidad de veces que digo algo que luego no voy a cumplir y la lista se hace eterna.

Te pongo unos cuantos que seguro te suenan:
“No te doy el juguete”  …. lloros del hijo ….. “toma el juguete”.

“Si no terminas la cena a la cama”    …… Ni se termina la cena ni se va a la cama.

“Si te portas bien y haces esto te compro tal cosa”   …… El chico cumple y se porta bien y no se le compra lo prometido.

 

Cuantas veces nos puede servir con un niño de dos, tres, cuatro años eso de “No te doy el juguete por tal” . Se lo dices dos veces y tras llorar lo tiene, ya se lo puedes volver a repetir trescientas mil. El niño ya pasa olímpicamente.  Nos excusamos, si este niño no me hace caso, es rebelde, ¿verdad?

Cumple una vez: No te mereces el juguete por esto. Y que lloré. Diez minutos, viente y si es necesario tres horas. Si es junto mantente.

Ya sabes que va a llorar así que educale. Educate a ti.

Es tu hijo, lo quieres lo que mas, así que dale la educación que se merece. Y si no le tienes que dar el juguete no se lo des. Y mas si llora.

Me planto en tu casa y te digo: Dame tu coche. Me responderás que no. Me pongo a llorar como un descosido. ¿Me lo das?

¿Es justo que me lo des?¿Me lo merezco?¿Me lo merezco mas por llorar a moco tendido y pataleando?  Pues igual. Y como a tu hijo lo quieres mas que a mi, con mas razón.

 

(Un inciso con ser junco y flexible. Los ejemplos con pinzas y cada situación es la propia situación. Esto son ejemplos genéricos y cada uno tenemos dentro de nosotros como comportarnos).

 

Cumple lo que dices a tu pareja:

Con la pareja podríamos poner otros ejemplos comunes, dichos casi me atrevería a decir todos los días.

La pareja es cierto que la queremos, y que es la persona que mas nos quiere y que ese amor lo aguanta todo.

La realidad es que el amor hay que cultivarlo y sobre todo, regarlo.

Lo que no debemos hacer os imaginais que toca en este post:

¡Exacto!

No cumplir.

Ahora ya voy a directo a los ejemplos que seguro me entendéis mejor:

“Cariño, tranquila que yo hago la cena”   : Y llega la hora de cenar y en la mesa no hay nada, ni siquiera se nos ha visto en la cocina.

“Amor, si el sábado te quieres ir con tus amigos vete que no pasa nada”  …. y el sábado dices que te vas con los amigos y crecen los morros (el lenguaje no verbal trasmite un 90% mas que lo hablado)

¡Ahora tu pon otro par y si me los dices en los comentarios los comentamos! 😀 😀

 

Aquí que te voy a decir. Cumplir si o si, y tener la boca cerrada antes de hablar también. No ser contradictorios, no hablar a medias tintas, no hacer a posteriori las interpretaciones interesadas oportunas ni poner excusas

Si te comprometes a hacer la cena vuelve antes del trabajo, o del fútbol  o levántate antes del sofá, de la siesta o de donde estés.

Si das permiso para una actividad, cuando llega el momento aunque te apetezca mas estar juntos, o salir a dar una vuelta con tu pareja, le diste permiso, CONSENTIMIENTO, para otra cosa. Cumplela, de PALABRA y de GESTOS NO VERBAL, osea de verdad!

 

Tener palabra en el trabajo, en sociedad, en la vida:

No voy a poner mas ejemplos , cada uno seguro que nos ha resonado y traído del recuerdo los ocurridos hoy, quizás ayer pero cercanos porque tenemos muchos. Yo tengo muchísimos y en quitarlos estoy, y los mas gordos seguro que nos resuenan desde hace días, semanas y meses.

 

Pero recuerda. Ten palabra, tener palabra y cumplir lo que dices te hace ser ante los demás una persona: justa, responsable, coherente, confiable. Te hace ser ejemplo y te hace ser valioso.

Y ante ti, hacer de tu palabra un compromiso, te hace sentirte pleno, realizado y completo. Sabes que no fallas y que cumples. Que eres útil y como tal, ayudas a quitar piedras del camino en lugar de ponerlas.

 

Muchas gracias y recuerda que si te a parecido útil, aunque sea solo un poquito,

corre la voz y compártelo para que le pueda ser útil a mas gente.

 

Lo que recibo doy y lo que recibes compártelo.

 

 

 

Our Score
A %d blogueros les gusta esto: